Cuando compras un auto nuevo, no es bueno conducir pensando que nada le ocurrirá a tu vehículo. Lo más recomendable es siempre estar alerta a los posibles peligros, especialmente debes procurar evitar el enemigo de todo conductor: los baches.

Los baches son estos pequeños y grandes agujeros que encontramos en las pistas, y que hacen que el auto de hunda lo suficiente como para hacerte sentir que subes y bajas. Si bien esto puede parecer que no es la gran cosa, es todo lo contrario, ya que si golpeas un bache lo suficientemente profundo, lo más seguro es que hayas dañado varias partes de tu auto y esto hará que llegues a malograr tu auto lentamente. La Automotora Guillermo Morales te invita a conocer el daño que le hacen los baches a tus neumáticos y, en general, a tu vehículo.

Baches, la pesadilla de cada parte de tu auto

Los baches no solo causan daños en las llantas, sino en diversas partes del automóvil por el mismo impacto del golpe, estas son solo algunos de los daños que puede ocasionar este agujero en las carreteras:

  • Daño o desgaste
  • Daño al aro
  • Desgaste prematuro de los amortiguadores
  • Daño a la suspensión
  • Desalineación del sistema de dirección
  • Sistema de escape de daños
  • Daño al sistema de escape
  • Daño al motor

¿Golpeaste un bache? ¿Preocupado por las consecuencias?

Si eres consciente de que cuando conduces no evitas los baches, entonces lo más recomendable es que lleves tu auto a que lo inspeccionen. En el caso de que se haya dañado por pasar por tantos baches, que no te sorprenda si los técnicos te recomiendan los siguientes servicios para repararlo:

  • Verificación y servicio de alineación
  • Reparación de neumáticos
  • Alineación y equilibrio de los neumáticos
  • Inspección del auto

Daños debido a los baches

Digamos que golpeas un bache o, en el mejor de los casos, apenas lo tocas. De cualquier manera, tu vehículo probablemente sufrió algún tipo de daño, pero la gravedad depende de la profundidad del bache y de la velocidad a la que ibas conduciendo. Además, a primera vista, solo podrás notar daños como una llanta desinflada, mientras que otros no tanto, como una desalineación menor, dirección o suspensión dañada.

Si golpeas un bache o crees que tu auto se ha dañado a causa de uno, por más insignificante que parezca, lleva tu vehículo a que lo revisen tan pronto como sea posible antes de que la situación empeore. De esta forma, podemos identificar y corregir los efectos negativos originados por un bache y ayudarte a ahorrar mucho dinero en reparaciones o reemplazo de partes valiosas del automóvil.

Señales

Neumáticos: si tus ruedas golpean un bache, la pared lateral de tu llanta puede formar una especie de bulto y eso es algo que no puedes dejar pasar. Necesitas buscar una solución rápida antes de que empeore.

Aros: Es poco probable que los aros sean de acero como hace 30 años, lo más seguro es que
sean aluminio. Eso significa que son susceptibles a abolladuras y que de caer en un bache lo suficientemente profundo, el daño puede ser considerable. Así que si recuerdas haber golpeado varios baches en el camino o solo uno pero muy grande, saca cita en el taller para poder llevar tu vehículo.

Tren de rodaje: golpear un bache puede perforar el tren de rodaje de tu auto. En otras palabras, la formación de óxido debido a las fugas de líquido y desgaste es solo el comienzo. Durante una inspección completa del vehículo, los técnicos estarán en busca de problemas de todo tipo, eso incluye el daño causado por los baches.

¿El mejor consejo? Evita los baches

Imaginamos que esperas un consejo técnico y complejo para hacer frente a los baches, pero es todo lo contrario. Lo mejor que puedes hacer para no gastar grandes cantidades de dinero en reparaciones causadas por los baches, es evitarlos, así podrás mantener tu auto en buenas condiciones. Toma diferentes rutas de camino al trabajo o casa, quizás te salga más barato gastar un poco más en gasolina que pagar una reparación.

Si no tienes más remedio que pasar por la pista que está llena de baches, procura hacerlo con cuidado. Un día que tengas libre, acércate y observa qué tan profundo son y qué tanto abarcan – familiarízate con lo que verás todos los días. Una vez que hayas reconocido el terreno, cuando tengas que pasar por ahí, disminuye la velocidad lo suficiente para que tu auto
no salte por el golpe.

La Automotora Guillermo Morales es una de las más importantes de Chile y tiene la mejor selección de automóviles usados en venta. También ofrece servicio técnico por marca, financiamiento y seguro automotriz. Si deseas más información sobre alguno de nuestros vehículos usados, nuevos o servicios, comunícate con nosotros y te responderemos a la brevedad.