Los automóviles modernos dependen en gran medida de los sistemas eléctricos para funcionar correctamente. El alternador, la batería y otros componentes eléctricos controlan gran parte de la funcionalidad de tu vehículo y, si comienzan a fallar, podrías experimentar una amplia variedad de problemas antes o durante la tarea de manejo.

En la siguiente guía que Mundo Guillermo Morales, te mostraremos algunas señales comunes de que tu auto tiene problemas eléctricos. ¡Empecemos!

1. El motor no arrancará correctamente

El motor requiere energía eléctrica para arrancar y tu batería es la encargada de proporcionar la chispa que enciende el combustible en tu motor. Si tu motor no arranca correctamente, esto podría ser un signo de una batería o alternador defectuoso.

El problema más común es escuchar un clic cuando giras la llave e intentas arrancar tu vehículo. Esto significa que no hay suficiente flujo de corriente en el sistema para activar el motor. Por lo general, esto es causado por una batería descargada o defectuosa, pero tu motor de arranque también podría ser la fuente del problema.

Por otra parte, si escuchas un ruido parecido a un rechinar durante el arranque, esto podría deberse a un mal arranque o a una rueda dentada del volante defectuosa. Si tu automóvil tiene bastante kilometraje, existe una posibilidad de que haya una falla en un sistema eléctrico. Llévalo de inmediato a una estación de servicio y haz que un profesional lo revise.

2. Estás experimentando problemas con la batería

Si tienes problemas con tu batería, no la reemplaces sin verificar otros sistemas eléctricos. La mayoría de las baterías de los automóviles duran aproximadamente 5 años (algunas un poco menos si están en climas cálidos), por lo que una batería defectuosa podría ser un problema.

Sin embargo, el problema también podría estar en tu alternador o en otro lugar del sistema eléctrico de tu vehículo. Si crees que tu batería tiene fallas, comienza por verificar la corrosión de tus cables y asegúrate de que estén instalados correctamente. En el caso de que tu vehículo no arranque, puedes considerar llevar tu batería a un taller de servicios para que verifiquen si funciona como debe de ser.

En caso contrario, si tu batería está en buenas condiciones y se confirma que funciona correctamente, es probable que tu problema esté en otro lugar. Lleva tu automóvil a la estación de servicio más cercana para verificar el alternador y otros sistemas de energía.

3. Los faros y otras luces no funcionan correctamente

faros-luces-no-funcionan-correctamente

Las luces de tu automóvil son una de los componentes más importantes que controla tu sistema eléctrico. Las luces direccionales, las luces de freno y los faros te mantienen seguro en la carretera; la iluminación interior y las luces aseguran que puedas ver lo que necesitas en condiciones de oscuridad.

Si tu sistema eléctrico no funciona correctamente, notarás que varias luces comienzan a atenuarse. Las luces de atenuación indican mal funcionamiento de carga y bajo voltaje del sistema. El culpable podría ser una batería agotada, cables sueltos o una correa del alternador que no funciona como debería.

La corrosión de los sistemas eléctricos también puede llegar a ser un problema. A menos que tengas un voltímetro a mano (y sepas cómo usarlo), probablemente no podrás diagnosticar el problema por ti mismo. Para ello, deberás llevar tu automóvil a un mecánico para un análisis eléctrico completo.

También te interesará: Cómo cuidar tu auto si no lo manejarás por un largo tiempo

4. Tus fusibles siguen fundiéndose

La caja de fusibles de tu automóvil está diseñada para evitar sobretensiones y cortocircuitos. Los fusibles rompen los circuitos, protegiendo los sistemas eléctricos vulnerables del consumo de demasiada corriente.

Ocasionalmente, un fusible puede explotar sin razón. En estos casos, simplemente debes reemplazarlo. Pero si tienes algunos fusibles que se apagan repetidamente, es probable que tengas un problema más grave con tus sistemas eléctricos.

Si tienes que reemplazar un fusible más de una vez en un corto período de tiempo, alguien capacitado deberá revisar y examinar profesionalmente tu automóvil. Es probable que haya una falla eléctrica o un cortocircuito que cause el problema y, ​​si no lo solucionas, podría haber más daños en tu vehículo.

5. Hueles a plástico quemado

hueles-plastico-quemado

Si experimentas alguno de los problemas anteriores y hueles a plástico quemado, debes dejar de conducir tu auto de inmediato. Esta es una señal segura de un mal funcionamiento eléctrico o un cortocircuito, especialmente si ocurre junto a luces tenues, fusibles quemados y problemas al arrancar o encender el vehículo.

Lleva tu automóvil a una estación de servicio. Evita conducir, ya que podrías dañar aún más tu vehículo, resultando en costos de reparación más altos.

Servicios de diagnóstico

Si sospechas que tu auto puede estar teniendo algunos problemas eléctricos, es importante que lo repares de inmediato. Si actúas de esta manera, evitarás reparaciones costosas como reemplazos de alternador o cableado eléctrico.

Si deseas más información sobre nuestros sedans, camionetas, crossovers, o cualquiera de nuestros vehículos usados o nuevos y servicios de mantenimiento automotriz, comunícate con nosotros y te responderemos a la brevedad.

¿Qué te parecio este artículo?

Click para calificar

Promedio de calificación 0 / 5. Calificaciones totales 0

¡Hasta ahora no hay votos! Sea el primero en calificar esta publicación.