Sin una chispa, no habría forma de que el combustible de tu auto se encienda en la cámara de combustión. Es por ello que las bujías son un componente crítico del motor, ya que están diseñadas para transmitir una señal eléctrica en un momento predeterminado para crear una chispa que encienda la mezcla de aire y combustible. De esta manera, tu vehículo podrá arrancar e iniciarás tu viaje.

Mientras que las bujías en buen estado quemarán combustible de manera eficiente, las defectuosas pueden hacer que el motor no arranque en absoluto. Ya sea que poseas un auto de segunda mano o recién hayas comprado uno nuevo, seguramente tendrás algún problema con las bujías en algún momento. ¡Pero no te alarmes!

Las bujías son similares al aceite de motor, los filtros de combustible y los filtros de aire en el sentido de que requieren un servicio y mantenimiento de rutina para mantener el motor en funcionamiento. 

Señales de que tus bujías están defectuosas

A continuación, te enumeraremos algunos síntomas comunes de bujías gastadas o dañadas que deben ser reemplazados por un mecánico certificado lo antes posible. Si detectas cualquier problema a tiempo, podrás continuar conduciendo tu vehículo sin problemas.

1. Aceleración lenta

aceleracion-lenta

La causa más común de una mala aceleración en la mayoría de los vehículos es un problema en el sistema de encendido. Los motores modernos de hoy tienen múltiples sensores que comunican a la computadora a bordo y al sistema de encendido cuándo enviar pulsos eléctricos para encender la bujía, por lo que el problema puede estar en uno de los sensores. 

Sin embargo, a veces el problema es tan simple como una bujía gastada. Una bujía está compuesta de materiales que trabajan juntos para producir una chispa lo suficientemente caliente como para encender la mezcla de aire y combustible. Cuando esos materiales se desgastan, la efectividad de la bujía se reduce, lo que puede disminuir significativamente la aceleración del vehículo.

Si notas que tu auto funciona con lentitud o no acelera tan rápido como solía hacerlo, es posible que se deba a una bujía que necesita un reemplazo. Para estar seguros, comunícate con un mecánico para que inspeccione el problema, ya que esto podría ser causa de muchos otros factores, incluidos los filtros de combustible defectuosos, el inyector de combustible sucio u obstruido, o problemas con los sensores de oxígeno.

2. Mayor consumo de combustible

Cuando una bujía funciona correctamente, ayuda a quemar combustible de manera eficiente en el ciclo de combustión. Cuando esto ocurre, tu auto logra una mejor economía de combustible que la media.

No obstante, cuando la bujía no funciona de manera óptima, con frecuencia se debe al hecho de que el espacio entre los electrodos de la bujía está demasiado cerca o demasiado lejos. De hecho, muchos mecánicos sacarán las bujías, las examinarán y ajustarán el espacio a la configuración de fábrica en lugar de reemplazar la bujía por completo. 

Así que, si tu vehículo tiene una reducción en la economía de combustible, muy bien podría atribuirse a una bujía gastada.

También te interesará: ¿Qué son los sistemas de asistencia de manejo?

3. Fallas en el motor

Si el motor falla, generalmente se debe a un problema en el sistema de encendido. La mayoría de las veces en los autos modernos se debe a un mal funcionamiento del sensor. Sin embargo, también puede ser causado por un cable o punta de la bujía dañada. 

Una falla de encendido del motor se puede notar por los ruidos intermitentes extraños provenientes del motor y por la luz de “check engine” que notarás encendida en tu tablero. Si permites que el motor siga fallando y emitiendo dichos ruidos, los humos de escape aumentarán, y la potencia del motor, así como la economía del combustible, disminuirán.

Debido a todos los problemas potenciales asociados con problemas de falla de encendido del motor, debes visitar un taller de servicio tan pronto como notes una falla de encendido. Un mecánico profesional puede inspeccionar el problema y determinar el curso de acción correcto para repararlo. 

4. Dificultad para arrancar el vehículo

dificultad-arrancar-vehiculo

Si tienes problemas para arrancar tu auto, podría ser una señal de que las bujías están gastadas. Sin embargo, como se señaló anteriormente, el sistema de encendido del motor se compone de múltiples componentes individuales que deben funcionar de manera cohesiva para que todo trabaje correctamente. 

A la primera señal de problemas de arranque de tu auto, camioneta o SUV, es una buena idea comunicarse con un mecánico certificado que se encargue de revisar y buscar la causa.

Independientemente de cuál pueda ser el problema, la realidad es que las bujías eventualmente se desgastarán. Ser proactivo en el mantenimiento de las bujías puede extender la vida útil de tu motor en cientos de kilómetros.

¿Cuándo cambiar las bujías?

La mayoría de los vehículos requieren que sus bujías se reemplacen cada 40 000 a 70 000 kilómetros. Sin embargo, algunos autos, camionetas y SUV más modernos tienen sistemas de encendido avanzados que aparentemente hacen innecesario el reemplazo de las bujías. 

Independientemente de las garantías, todavía hay situaciones en las que una bujía se puede llegar a desgastar o muestra signos de fallas. Asimismo, la duración de una dependerá del tipo que tengas. Por ejemplo, las de cobre tienen una vida corta en comparación de las que están hechas de platino o iridio. 

Recuerda reemplazar siempre las bujías por las originales del fabricante. Si no puedes encontrar la misma que tu auto tenía, cámbiala por unas de alta calidad y originales.

Si deseas más información sobre nuestros sedanes, hatchbacks, SUVs  o cualquiera de nuestros vehículos nuevos o usados, comunícate con nosotros y te responderemos a la brevedad.

¿Qué te parecio este artículo?

Click para calificar

Promedio de calificación 0 / 5. Calificaciones totales 0

¡Hasta ahora no hay votos! Sea el primero en calificar esta publicación.