Luego de comprar tu primer auto, uno de los primeros pasos para aprender a conducirlo es saber cómo utilizar las luces. Es fácil acumular multas o puntos negativos en tu licencia si no usas las luces de tu auto correctamente o no las mantienes en buen estado de funcionamiento.

Asimismo, aparte de las sanciones, usar las luces de manera incorrecta en el momento inadecuado puede ser peligroso, tanto para ti como para otros usuarios de la carretera. Es por ello que, en el siguiente artículo de Mundo Guillermo Morales, te hablaremos más sobre los tipos de luces que tiene tu vehículo y cómo deberías usarlos.

¿Qué luces usa tu auto y cuándo activarlas?

Aunque encender las luces es totalmente sencillo, no todos los conductores son plenamente conscientes de lo importante que es usar las adecuadas en situaciones específicas. Algunas personas ni siquiera son conscientes de todas las luces que tienen en su vehículo. Asegúrate no ser una de ellas.

Las luces que tu vehículo incluye son las siguientes:

Luces delanteras

luces-delanterasHay dos tipos de luces delanteras, las bajas y las altas. Estas luces permiten al conductor ver la carretera en la oscuridad, al mismo tiempo que indican a otros conductores que hay un auto presente en la vía.

Las luces bajas distribuyen la luz para proporcionar una iluminación lateral y delantera adecuada sin cegar a otros usuarios de la carretera con un deslumbramiento excesivo. En cambio, las luces altas proporcionan una distribución de luz intensa y ponderada en el centro sin un control particular del deslumbramiento y solo deben usarse cuando no hay automóviles visibles frente a ti, ya que podrías afectar la visión del auto delante de ti.

Luces traseras

Se requiere que las luces traseras produzcan solo luz roja en la parte trasera del vehículo y estén cableadas de manera que se encienden siempre que las luces delanteras estén encendidas. Esto ayuda a los conductores que viajan detrás de ti a reconocer que estás allí y sepan a qué distancia te encuentras.

Luces de circulación diurna

Estas luces están ubicadas en la parte delantera y trasera de tu auto y generalmente se encienden automáticamente; aunque en algunos está disponible la opción de apagarlos. Están diseñados para que seas más visible.

Luces antiniebla

Estas luces, ubicadas cerca de los faros delanteros, generalmente están montadas en una posición baja para evitar que la luz se refracte en la niebla y regrese hacia ti. Estas solo deben usarse en caso haya neblina y cuando los faros normales no son efectivos.

No use las luces antiniebla cuando la visibilidad sea buena. Otros conductores pueden incomodarse fácilmente con esta luz, especialmente si es de noche.

Luces direccionales

Las luces direccionales se encuentran en la parte delantera y trasera de tu auto, al lado de las luces delanteras y traseras. Cuando se activan, indican a otros conductores que pronto girarás (en la dirección indicada de la señal) y lo más probable es que debas disminuir la velocidad para hacerlo.

También te interesará: 6 consejos para conducir seguro en lugares desconocidos 

Luces de freno

Ubicadas al costado de las luces traseras, las luces de frenos indican a los conductores que estás disminuyendo la velocidad o que te detendrás por completo. Dado que solo se activan cuando aplicas los frenos, no debes preocuparte por usarlos incorrectamente. Sin embargo, debes asegurarte de que funcionen adecuadamente y no se quemen.

Luces de emergencia

luces-emergenciaTambién conocidas como luces intermitentes, están ubicadas en la parte delantera y trasera del vehículo. Cuando se encienden, envían una señal intermitente para advertir a los demás conductores que estás experimentando un problema, que estás en peligro o que se aproxima un peligro inmediato (piedras en la carretera, un accidente, entre otros).

Solo deben usarse como advertencias de peligro o problemas de tráfico, nunca como señal de alto o permiso de estacionamiento ilegal.

Luces de conducción

Estas luces están ubicadas dentro de la cabina de tu auto y se utilizan para iluminar la cabina y así el conductor y el pasajero puedan ubicar algún artículo o revisar algún papel o dirección. Nunca deben usarse durante períodos prolongados.

Ayuda a reducir los accidentes de tráfico gracias a las luces de tu auto. Comparte esta información con tus conocidos para mejorar la seguridad en las calles y carreteras. Es posible que tus amigos y seres queridos también necesiten de estos datos.

Si deseas más información sobre nuestros autos o camionetas, o cualquiera de nuestros vehículos nuevos o usados, comunícate con nosotros y te responderemos a la brevedad.

¿Qué te parecio este artículo?

Click para calificar

Promedio de calificación 0 / 5. Calificaciones totales 0

¡Hasta ahora no hay votos! Sea el primero en calificar esta publicación.