No importa si tienes un auto nuevo o usado, conducir por lugares desconocidos puede ser un poco intimidante. Es posible que en muchas calles no encuentres puntos de referencia que te indiquen hacia dónde ir o que estés en una ciudad completamente nueva para ti.

Cualquiera que sea la situación, en el siguiente artículo de Mundo GM, te brindaremos algunos consejos de manejo para conducir seguro y así facilitar un poco la navegación por áreas desconocidas.

1. Presta atención a los límites de velocidad

En algunos casos, tu GPS o aplicación móvil de navegación puede hacerte saber cuál es el límite de velocidad en la carretera por la que viajas. En otros casos, es posible que tengas que estar atento a las señales de límite de velocidad. Cualquiera que sea el caso, debes recordar que los límites deben respetarse y se publican por una razón. Podrían estar indicándote que estas cerca de una zona residencial o un camino en construcción.

2. No confíes solo en el GPS

no-confies-solo-gpsEl GPS es una excelente herramienta para llegar de un punto A a un punto B en caminos desconocidos. Desafortunadamente, hay momentos, especialmente en áreas rurales, cuando tu GPS no será tan preciso. Si es posible, pide instrucciones de alguien antes de salir, incluidos los puntos de referencia que pueden guiarte hacia una ubicación sin marcar. 

Por otra parte, siempre es importante tener un plan de respaldo en caso de que tu dispositivo no funcione. Tener un mapa físico o descargado (que no necesite de Internet para funcionar) son buenas soluciones que te ayudarán a reducir el estrés mientras conduces.

Finalmente, recuerda que los dispositivos GPS a veces no saben sobre cierres de carreteras, cambios en los patrones de tráfico o las condiciones climáticas. ¡No seas de los que siguen ciegamente las instrucciones del GPS!

3. Estudia el área

Como otro consejo de manejo, antes de dirigirte a una nueva área, realiza una búsqueda básica en Internet para saber más sobre ella. Si estás al tanto sobre la velocidad en el camino o las posibles desviaciones de antemano, podrás manejar con seguridad incluso durante la noche.

Si sabes que hay caminos con curvas o colinas empinadas, puedes modificar tus hábitos de manejo en consecuencia. También puedes aprender con anticipación si hay carreteras con peajes. ¿Necesitarás estacionar en algún momento de tu viaje? Investiga sobre tus opciones de estacionamiento con anticipación. Esto te permitirá saber si necesitas tener efectivo a mano para pagar un estacionamiento o peaje.

También te interesará: ¿Puedes empujar un auto automático que tiene una batería descargada?

4. Mantén la calma

¿Te has pasado una salida? ¿Ahora qué? ¿Cómo puedes regresar? Tu respuesta inmediata podría ser pisar el freno o ejecutar una maniobra abrupta en medio del camino, pero eso aumenta significativamente el riesgo de un accidente. En cambio, sigue conduciendo y mantén la calma. 

Si estás utilizando tu GPS, es probable que te brinde instrucciones calibradas sobre cómo dar la vuelta o cambiar la ruta.

5. Reduce tu velocidad

reduce-velocidadConocer el límite de velocidad no significa que debas conducir exactamente a esa velocidad. Si te está costando mucho encontrar el camino correcto o te resulta difícil navegar por caminos difíciles, lo mejor siempre será reducir tu velocidad. Descubrirás que disminuir la presión en el acelerador puede facilitarte ver hacia dónde te diriges, así como también facilitar la navegación en estos entornos desconocidos. 

Si conducirás despacio, mantente en el carril derecho. Tampoco trates de realizar un giro brusco ni presiones los frenos si pierdes una esquina. Es mucho más seguro esperar la próxima salida.

Asegúrate de usar tus señales de giro cuando cambies de carril, aplica los frenos para reducir la velocidad antes de detenerte abruptamente y tome otras medidas para garantizar que los autos que te rodean sepan hacia dónde te diriges.

6. El auto adecuado

 

¿Estás dirigiéndote a una nueva ciudad? ¿Se trata de un viaje familiar? ¿Qué tipo de terrenos recorrerás? Elige bien el auto con el que viajarás. Para ello, ten en cuenta el número de personas que irán contigo, la transmisión, y la carretera. Dependiendo de ello, podrías preferir viajar en una camioneta o auto. Los autos más pequeños pueden ser más fáciles de maniobrar en calles estrechas de la ciudad y otras áreas de alto tráfico. Las camionetas como las SUVs pueden ser mejores para el mal tiempo y las condiciones difíciles de la carretera.

Si deseas más información sobre nuestros autos o camionetas, o cualquiera de nuestros vehículos nuevos o usados, comunícate con nosotros y te responderemos a la brevedad.

¿Qué te parecio este artículo?

Click para calificar

Promedio de calificación 0 / 5. Calificaciones totales 0

¡Hasta ahora no hay votos! Sea el primero en calificar esta publicación.