Comprar vehículos nuevos para tu flota ocupará una parte importante de tu presupuesto, por lo que es importante elegir los adecuados. Puede que seleccionar los mejores modelos y asignarlos puede presentar uno de los mayores enigmas para los operadores de flota, pero no te desanimes. Hay una serie de factores a considerar que los conocerás en el siguiente artículo de Mundo GM. ¡No te los pierdas!

¿Cómo elegir correctamente?

Cuando se trata de la selección de vehículos, una de las preguntas más importantes que escuchamos de los gerentes de flotas es: “¿Cómo puedo tomar las mejores decisiones de adquisición?” Lo primero es lo primero, ¡investiga! 

La mejor estrategia evalúa todos los factores que pueden afectar el presupuesto, las decisiones de gastos de capital, las opciones de arrendamiento y el costo de propiedad. Al elegir los vehículos de la flota, hay cinco consideraciones principales:

1. Uso y funcionamiento

Ya sea que vayas a comprar, financiar o arrendar los vehículos de tu flota, asegúrate de que sean apropiados para el uso previsto. Trata de evitar irte solo por una marca o fabricante específico, ya que esto, sin duda, limitará tu elección. En su lugar, concéntrate en las capacidades y el rendimiento del vehículo para satisfacer tus necesidades.

La determinación de la idoneidad podría incluir:

  • – Tamaño, estilo y capacidad de carga: ¿Quiénes son las personas o cuáles son los productos o los requisitos de equipo que debe transportar un vehículo? Por ejemplo, un vehículo con un maletero tradicional poco funcional si transportarás con regularidad cargas grandes y voluminosas.
  • – Rutas, carreteras y terrenos: ¿Utilizarás el vehículo para viajes prolongados por carretera? ¿Los patrones de conducción serán urbanos de parada y arranque o para trabajos fuera de la carretera? Aquí es donde el tipo de vehículo y el combustible se vuelven muy importantes: una camioneta compacta y económica no sería adecuada para tu propósito con los rigores de conducir en sitios de construcción. De manera similar, un vehículo todoterreno 4 × 4 que realiza viajes largos regulares por carretera resultaría costoso de manejar en términos de consumo de combustible.

Siempre considera la posibilidad de reducir el tamaño si tu operación realmente no necesita un vehículo más grande. Al reducir el peso innecesario del vehículo, podrías obtener valiosos ahorros de combustible.

2. Especificaciones

especificacionesEstandarizar las especificaciones puede resultar útil para determinar la idoneidad de los vehículos para tu flota. Estos pueden incluir:

  • – Soporte a tus objetivos corporativos, branding e imagen.
  • – Satisfacción de los empleados, es decir, un vehículo apropiado para el trabajo.
  •  -Soporte de mantenimiento, formación e inventarios de piezas

Para determinar la idoneidad del combustible para tu flota, considera los pros y los contras de la gasolina y del diésel, y cómo cumplen con los requisitos de tu flota. La reducción del tamaño del motor también puede ser beneficiosa: los motores más pequeños tienden a consumir menos combustible.

También te interesará: Descubre las causas de las fallas más comunes en un motor

3. La necesidad de extras adicionales

No es inusual que los gerentes de flotas permitan cierto grado de flexibilidad en la selección de vehículos: extras adicionales o “ventajas” para aumentar la satisfacción de los empleados. Aprovecha la oportunidad de obtener experiencia de primera mano de las personas que operarán los vehículos. Pide opiniones honestas sobre cómo los diferentes vehículos podrían estar a la altura de las tareas que necesitan realizar.

La satisfacción de los empleados tiende a ir de la mano de la responsabilidad y el respeto hacia el vehículo. Sin embargo, es importante que la demanda de estos extras por parte de los empleados esté alineada con los objetivos operativos de la empresa.

4. Seguridad

Vale la pena considerar las tecnologías que están diseñadas para mejorar la seguridad y mitigar el potencial de accidentes. Un análisis de costo-beneficio completo de esas soluciones puede conducir a decisiones más informadas. Además, vale la pena considerar que una mejor gestión de accidentes puede ir de la mano con un retorno de la inversión más rápido y menores costos.

5. Mantenimiento y conservación

mantenimiento-conservacion-vehiculos-flota-300x142El mantenimiento preventivo es un costo a considerar al comprar un vehículo, así que asegúrate de investigar los costos proyectados para las necesidades de servicio de rutina de tu flota, las piezas de repuesto y la mano de obra. Verifica la cobertura de la garantía para garantizar que se compensará con los costos de reparación proyectados.

Otros factores de costo que sin duda tendrán un impacto en los ciclos de reemplazo de tu vehículo incluyen factores económicos, desde las tasas de interés que afectan los costos de financiamiento, los impuestos hasta el valor de los vehículos usados ​​en el mercado de reventa.

Para ayudar a seleccionar los vehículos más apropiados para tu flota, estos factores deben considerarse y medirse de manera justa con los requisitos de tu negocio. Sobre todo, recuerda el objetivo de obtener el mejor valor durante la vida útil de un vehículo, al tiempo que se proporciona el equipo adecuado para el trabajo.

En términos de inversiones de capital y costo total de propiedad, una flota nueva será una de las compras más costosas que realizará tu empresa. Realmente vale la pena el esfuerzo para asegurarse de seleccionar los mejores vehículos desde el principio.

Si deseas más información sobre nuestros autos, camionetas, camiones, o cualquiera de nuestros vehículos nuevos o usados, comunícate con nosotros y te responderemos a la brevedad. 

¿Qué te parecio este artículo?

Click para calificar

Promedio de calificación 0 / 5. Calificaciones totales 0

¡Hasta ahora no hay votos! Sea el primero en calificar esta publicación.