Cómo realizar un buen mantenimiento del sistema de refrigeración de tu auto

Al comprar un auto nuevo, una de las partes más importantes que debes cuidar y mantener funcionando sin problemas es el sistema de refrigeración. Esto significa que es de vital importancia que realices un mantenimiento regular de dicho sistema para garantizar de que todo esté a la perfección.

Incluso los conductores que tienen conocimientos y experiencia automotrices limitados pueden realizar el mantenimiento del sistema de refrigeración, ya que es una tarea relativamente simple. 

En el siguiente artículo de Mundo Guillermo Morales, te explicaremos para qué sirve el sistema de refrigeración o enfriamiento y lo que debes hacer para mantenerlo en buenas condiciones.

¿Qué es el sistema de refrigeración o enfriamiento?

Hasta el 70% de la energía producida por la gasolina que se quema en el motor se convierte en calor. Es por ello que los motores de los automóviles poseen un sistema de refrigeración y así cumplir con dos funciones principales:

  • En primer lugar, para ayudar a reducir el calor que produce el motor. De esta manera, funcionará a una temperatura óptima, aunque todavía esté bastante caliente. 
  • En segundo lugar, para permitir que el automóvil se caliente rápidamente cuando lo enciendes. Esto previene que los componentes del motor se desgasten rápidamente cuando funcionan a temperaturas demasiado frías.

En pocas palabras, este sistema que evita que tu motor se sobrecaliente. Adicionalmente, también es vital para ayudar a evitar que el motor y otros componentes se detengan cuando las temperaturas exteriores son frías. 

Puedes considerarlo como un sistema de regulación de temperatura para el motor. En definitiva, realiza funciones muy importantes en todas las estaciones del año. 

Componentes del sistema de refrigeración

Es importante conocer los diferentes componentes que conforman un sistema de enfriamiento para estar seguro de que todos estén en buenas condiciones. Recuerda que estos deben trabajar juntos para que tu motor pueda tener una buena temperatura. Estos están compuestos por:

  • Un radiador con un ventilador
  • Una bomba de agua
  • Un termostato y sensores
  • Tapa de presión
  • Sistema de derivación
  • Núcleo del calentador
  • Refrigerante

Todos estos componentes trabajan juntos para mantener la temperatura de tu motor.

  1. Cuidado con las fugas de refrigerante

Cómo-realizar-un-buen-mantenimiento-del-sistema-de-refrigeración-de-tu-auto-1

Las fugas de líquido refrigerante o anticongelante del radiador son muy comunes. Este tipo de fluido es típicamente de color amarillo brillante o verdoso y es fácil de identificar. Si notas una fuga de líquido de cualquier tipo, vale la pena que un mecánico profesional examine tu automóvil antes de que el problema se vuelva extremadamente grave.

También te interesará: Cómo revisar el líquido de frenos

  1. Asegúrate de que tu radiador tenga el nivel correcto de refrigerante

Los conductores siempre deben verificar los niveles de refrigerante en el sistema de refrigeración, ya que son necesarios para lubricar el motor y asegurarse de que funcione sin problemas.

Para revisar este fluido, debes esperar a que tu vehículo se enfríe por completo antes de abrir la tapa del radiador. Si observas que el nivel del líquido está debajo de lo correcto o en sí está corroído u oscuro (o tiene un olor a quemado), necesitarás remediar este problema cuanto antes.

  1. Usa la mezcla adecuada de refrigerante a agua

Muchos refrigerantes del vienen premezclados con agua, pero a veces es necesario que debas realizar combinaciones ligeramente diferentes de refrigerante a agua para un mejor rendimiento. 

Por ejemplo, en un clima extremadamente frío, la mezcla correcta ayudará a evitar que tu motor se detenga. Lee el manual de usuario de tu vehículo o las instrucciones del refrigerante que has adquirido para saber más de ello.

  1. Cuida los cinturones, sellos y mangueras

En tu sistema de enfriamiento, encontrarás varias correas, sellos y mangueras que se conectan en él. Los meses de verano más cálidos pueden secar estas piezas de goma y plástico, mientras que los climas más fríos o húmedos los expondrán rápidamente la corrosión o a que se debiliten.

Realiza una inspección visual para verificar todas estas partes y asegúrate de que reciban el mantenimiento adecuado. Reemplázalas según sea necesario. 

  1. Ajusta la tapa de presión del radiador

Cómo-realizar-un-buen-mantenimiento-del-sistema-de-refrigeración-de-tu-auto-2

Las tapas del radiador son una parte crítica del sistema de enfriamiento y son propensas a la fatiga y al desgaste, y esto puede conducir a la pérdida de control de la presión. Por lo tanto, verifica que la tapa de presión esté siempre bien ajustada a intervalos regulares.

Cuidar el sistema de refrigeración de tu automóvil maximizará la eficiencia y prolongará la vida útil de tu motor y vehículo en general. En caso de que notes que el motor está generando calor más rápido de lo normal, podría haber algún problema con este mecanismo y necesitarás llevar tu vehículo de inmediato a un taller de servicio para una revisión o un mantenimiento.

Si deseas más información sobre nuestros SUVs, Crossover, minivans o cualquiera de nuestros vehículos usados, nuevos y servicios de mantenimiento automotriz, comunícate con nosotros y te responderemos a la brevedad.

¿Qué te parecio este artículo?

Click para calificar

Promedio de calificación 0 / 5. Calificaciones totales 0

¡Hasta ahora no hay votos! Sea el primero en calificar esta publicación.