Consejos para que no se te descargue la batería

Noviembre 9, 2016

Esta pieza del coche es una de las que menos mantenimiento recibe pero, es de vital importancia.

La batería es uno de los elementos más importantes en nuestro automóvil y, sin embargo, rara vez le ponemos la atención que se merece; salvo cuando nuestro vehículo no arranca y nos deja tirados en la calle o la carretera, a merced de la asistencia vial o de un alma bondadosa que nos pase corriente.

Esta pequeña caja, también conocida como acumulador, no es otra cosa que una pieza que almacena energía química, que sirve para asistir el arranque del motor transformando la energía en electricidad. Su principal función es ayudar en la acción del arranque, aunque también satisface las necesidades de energía de otros componentes del vehículo, como el de iluminación, el sistema de audio e infoentretenimiento, entre otros.

El momento más crítico en la vida de nuestra batería es cuando falla al momento de querer iniciar el recorrido y esto se puede deber a varios factores, de ahí que sea importante revisar periódicamente el estado físico de tu acumulador.

Al momento de tratar de solucionar este problema debes identificar algunos puntos:

Revisar la potencia de la unidad con un voltímetro, 12.5 voltios, en caso de estar por debajo de ésta el problema radica en la falta de capacidad energética.

Si a pesar de esto se siguen presentando problemas,  probablemente tengas una fuga de líquido, electrolitos, a consecuencia de un golpe en la batería o ante las constantes vibraciones por soportes debilitados.

Otro de los factores que deben ser considerados como una respuesta en la búsqueda de este problema son las terminales de la batería. Éstas se encuentran situadas en la parte superior y, en caso de estar golpeadas o rotas, impedirán el correcto paso de la energía.

Sin embargo, los residuos de las terminales pueden provocar una falla al momento del arranque, es por ello, que debes mantenerlas limpias.

El acumulador también actúa como estabilizador de voltaje en el sistema de carga, ya que durante el funcionamiento de un vehículo, en ocasiones se generan variaciones de potencia eléctrica. Además compensa parcialmente y, en gran parte, reduce estos voltajes extremos para proteger a piezas que podrían dañarse.

Junto con la revisión de frenos, aceite y demás puntos clave, no olvides darle un vistazo a la batería para evitar sorpresas.

 No debes olvidar que en la actualidad existen baterías denominadas de libre mantenimiento, las cuales, son ideales para aquellas personas que carecen  de conocimientos técnicos.

RECUERDA

consejos para la batería de tu auto

Fuente:  atraccion360.com

  • Realiza el mantenimiento: Acude con especialistas al menos tres veces al año para conocer el estado de tu batería.
  • Evita los golpes: Cualquier impacto podría provocar una fuga de electrolitos de la unidad, lo cual afecta su desempeño.
  • De forma correcta: Cuando instales una nueva batería asegúrate de que las polaridades de las terminales sean las correctas, si no, podrías dañar el sistema eléctrico de tu coche.
  • Mantenla viva: Verifica periódicamente el nivel de agua y limpia las terminales.