El ícono en forma de motor que a veces aparece en el tablero de tu Dodge Journey no está solo de adorno, es una señal de que algo anda mal debajo del capó. Ignorarlo podría dejarte varado en el peor momento posible, costarte mucho dinero o ambos. A continuación, la Automotora Guillermo Morales te presentará 5 razones por las que se enciende tu luz Check Engine.

1.- Fallo del sensor de oxígeno

El sensor de oxígeno (a veces llamado sensor de O2) mide la cantidad de oxígeno no quemado en el sistema de escape de un automóvil. Este envía datos a la computadora del vehículo, que lo usa para regular la mezcla de aire y combustible que entra en los cilindros. Un automóvil seguirá funcionando incluso si es necesario reemplazar un sensor de O2, pero quemará más combustible de lo normal.

A largo plazo, un sensor de O2 de baja calidad puede dañar componentes como las bujías y el convertidor catalítico. También puede causar que un automóvil falle una prueba de emisiones. En promedio, un sensor de oxígeno de calidad OEM (fabricante de equipos originales) te costará unos 110.000 pesos chilenos aproximadamente. Finalmente, ten en cuenta que gran parte de los autos de último modelo tienen más de un sensor.

2.- Tapa de combustible mal cerrada de tu Dodge Journey

Una tapa de combustible mal cerrada es una de las razones más comunes por las que se enciende la luz Check Engine. La tapa es una parte crucial del sistema de suministro de combustible de un automóvil. Este evita que los gases del combustible salgan del tanque y ayuda a mantener tu auto auto en buenas condiciones, así como todo el sistema en la presión correcta.

Si la luz Check Engine se enciende inmediatamente después de haber llenado el tanque , detente y asegúrate de que la tapa no esté mal cerrada. En ocasiones, es necesario reemplazar la tapa, aunque no es muy costoso. La mayoría de las tiendas de autopartes cuentan con tapas de gas de ajuste universal que cuestan alrededor de 9000 pesos chilenos aproximadamente.

Te puede interesar: 10 partes importantes de un automóvil

3.- Fallo de convertidor catalítico

Un convertidor catalítico está integrado en el sistema de escape de un vehículo. Este convierte el monóxido de carbono generado durante el proceso de combustión en dióxido de carbono. Es una parte bastante simple y su falla a menudo puede evitarse, lo cual es una buena noticia, ya que una nueva cuesta entre 125.000 y 380.000 pesos chilenos, en promedio, dependiendo de la marca y el modelo.

Cada automóvil de último modelo que funciona con gasolina tiene un convertidor catalítico. Seguir tu programa de mantenimiento (como cambios de aceite) es clave para mantener en buen estado el convertidor catalítico de tu automóvil. Con el objetivo de evitar que el convertidor catalítico se obstruya, conduce tramos largos solo para mantenerlo en buen estado.

4.- Problemas con la bujía/bobina de encendido

En pocas palabras, una bobina de encendido genera la electricidad que las bujías necesitan para encender la mezcla de combustible y aire en los cilindros. Los autos clásicos tienen una sola bobina, pero muchos vehículos modernos usan una bobina por cilindro. Sin embargo, no importa cuantos tengas, una bobina que no funcione correctamente hará que se encienda la luz Check Engine. Además, recuerda que si tu auto quema diesel, no tienes bobinas de encendido ni bujías.

Por otro lado, los tapones desgastados o sucios pueden causar una variedad de problemas, incluyendo un fallo de encendido del motor. Asimismo, una bobina gastada puede presentar los mismos síntomas y puede hacer que el automóvil se apague inesperadamente. Cabe recalcar que una bujía de alta calidad cuesta entre 6300 y 12600 pesos aproximadamente, mientras que una bobina generalmente está 31600 pesos aproximadamente. Cambiar sus propias bujías también es más fácil de lo que parece.

5.- Malos cables de bujías

Un cable de bujía transfiere electricidad desde la bobina a la bujía. Sin él, la mezcla de combustible y aire en los cilindros no se encendería. Gran parte de los autos usan un solo cable por cilindro, pero hay modelos, especialmente los más antiguos, con dos bujías por cilindro y, en consecuencia, dos cables.

Los síntomas de los cables defectuosos de la bujía incluyen un ralentí (régimen mínimo de revoluciones por minuto), una caída notable en el rendimiento del motor y un menor consumo de combustible.

La Automotora Guillermo Morales es una de las más importantes de Chile y tiene la mejor selección de automóviles nuevos en venta. También ofrece servicio técnico por marca, financiamiento y seguro automotriz. Si deseas más información sobre alguno de nuestros vehículos usados, nuevos o servicios, comunícate con nosotros y te responderemos a la brevedad.