El mantenimiento regular puede ayudar a que tu auto de segunda mano funcione sin problemas. Asimismo, te permitirá identificar problemas potenciales desde el principio, reduciendo el riesgo de averías e inconvenientes más serios y costosos en el futuro.

En el siguiente artículo de Mundo GM, compartiremos contigo una guía rápida para obtener más información sobre el mantenimiento de tu auto usado, la frecuencia con la que debes realizar inspecciones y más.

¿Con qué frecuencia debes realizar un mantenimiento en tu auto?

Los fabricantes recomiendan que se le dé servicio a un auto cada 15 000 kilómetros o cada 12 meses, lo que ocurra primero. Algunos autos cuentan con un sistema de autodiagnóstico, que te avisará cuándo debe realizarse un servicio de mantenimiento en el vehículo. Además, se aconseja a los conductores que no ignoren estas señales de advertencia incluso si ocurren antes de que se hayan alcanzado los 12 meses o los 15 000 kilómetros.

¿Por qué deberías llevar tu auto a un taller de servicio?

deberias-llevar-auto-taller-servicioAl llevar tu vehículo de manera regular para que pase una revisión aumentará su vida útil y podrás disfrutar de los siguientes beneficios:

  • – Mantenimiento regular: Este servicio llevará a cabo comprobaciones esenciales de los componentes centrales de un vehículo para garantizar que funcionen correctamente y para identificar cualquier necesidad de piezas de repuesto o la reposición de líquidos. Las verificaciones típicas incluyen el sistema de frenos y la suspensión para asegurarse de que estas partes vitales no fallen mientras conduces.
  • – Revisión de piezas. El deterioro de las piezas suele ser gradual, lo que significa que el mantenimiento regular es aún más importante en vehículos de alto kilometraje. Los servicios pueden ayudar a detectar problemas antes de que sucedan, lo que te dará tiempo para pensar en la mejor manera de abordar y financiar un problema.
  • – Menor depreciación: Si decides vender tu auto en un futuro y este se encuentra en un excelente estado, conseguirás un mayor precio de lo que podrías imaginar. Es probable que un vehículo con evidencia de haber recibido servicio regular, o mejor aún, un historial de servicio completo, atraiga a más compradores potenciales.
  • – Ahorro en costos: El mantenimiento regular puede hacerte ahorrar dinero en combustible. El aceite renovado y los filtros de aire que se cambian con regularidad permiten que el motor funcione sin problemas y tenga un mejor rendimiento lo cual significa que consumirá menos combustible.

No realizar el mantenimiento preventivo regular que necesita tu auto puede aumentar las posibilidades de averías, lo que podría ser costoso e inconveniente. ¿No querrás usar transporte público mientras tu vehículo está siendo reparado o sí?

También te interesará: Descubre las causas de las fallas más comunes en un motor.

Puntos importantes durante el mantenimiento de tu auto usado

Hay puntos que debes realizar para mantener tu automóvil en condiciones seguras de funcionamiento, las cuales describiremos a continuación. Estas reparaciones proactivas pueden evitar daños catastróficos (y costosos). 

  • – Revisa tu aceite y mantenlo en el nivel correcto. La pérdida de aceite podría ser un signo de problemas graves en el motor, o podría significar que tienes alguna fuga de aceite que se puede reparar fácilmente. 
  • – Cambia el aceite. Consulta el manual de usuario de tu vehículo para saber exactamente cuándo es necesario realizar este reemplazo.
  • – Inspecciona los neumáticos. Los neumáticos gastados, desinflados o dañados afectarán la capacidad de tu vehículo para detenerse en situaciones de emergencia y en condiciones climáticas adversas. Verifica la presión; observa los lados de las llantas en busca de roturas o abolladuras y; por último, revisa la profundidad de la banda de rodadura. 
  • – No olvides los filtros de aire. Echa un vistazo al filtro de aire de tu motor. Este filtro limpia el aire que respira el motor y mantiene las áreas sensibles libres de polvo abrasivo y suciedad. Reemplázalo según lo programado.
  • – Controla tus frenos. Reemplazar las pastillas de freno, zapatas y rotores puede ser un poco costoso, pero si controlas la vida útil de este sistema de seguridad, podrás planificarte en el futuro. Un buen mecánico observará tus frenos cada vez que realices un cambio de aceite y te avisará cuándo necesitarías un mantenimiento pronto. 
  • – Prueba la batería. Las baterías deberían durar unos cinco años, quizás menos si vives cerca de zonas realmente frías. Si tu auto se tarda en arrancar, llévalo a un taller de servicio para que revisen la batería.

¿Dónde debes llevar tu auto a reparar?

donde-debes-llevar-auto-repararSi compraste tu auto usado en un distribuidor principal, no estás obligado a regresar allí para repararlo. Pero, es más seguro así, ya que los concesionarios cumplen con las recomendaciones del fabricante y utilizan piezas originales.

Siempre asegúrate de mantener actualizado tu programa de mantenimiento para que puedas mostrar pruebas cuando vendas tu vehículo o para fines de garantía. Muchos concesionarios ofrecen paquetes de servicios competitivos, por lo que vale la pena comparar precios para encontrar la mejor oferta.

Si deseas más información sobre nuestros autos o camionetas, o cualquiera de nuestros vehículos nuevos o usados, comunícate con nosotros y te responderemos a la brevedad. 

¿Qué te parecio este artículo?

Click para calificar

Promedio de calificación 0 / 5. Calificaciones totales 0

¡Hasta ahora no hay votos! Sea el primero en calificar esta publicación.