¿Cómo funciona el sistema de lubricación de un motor? 

Al comprar un auto nuevo, recibirás muchas recomendaciones para su cuidado. Uno de los puntos más importantes del mantenimiento preventivo de un auto es el cambio regular de aceite, pero probablemente esto ya lo sabías. Lo que quizás no sepas es a dónde va el aceite, qué es lo que en realidad estás lubricando o por qué tiene que cambiarse todo el tiempo.

La función número uno del sistema de lubricación de un motor es mantener todos sus componentes en movimiento. Sin él, solo imagínate los sonidos penetrantes en tu tímpano de los pistones metálicos chocando dentro y fuera de un cilindro seco. 

Beneficios del sistema de lubricación

Hay varias ventajas que puedes disfrutar al mantener el motor lubricado con aceite. Hay menos fricción, lo que significa que el motor tiene que hacer menos esfuerzo para seguir avanzando. Eso a su vez significa que podrás avanzar usando menos combustible y a una temperatura más baja. 

Todo esto significa que habrá menos desgaste en las piezas móviles del motor. Además, mantener el aceite limpio en el sistema significa que no solo podrás tener el corazón de tu auto en excelentes condiciones, sino que también podrás ahorrar dinero.

Componentes del sistema de lubricación

Cómo-funciona-el-sistema-de-lubricación-de-un-motor-1

  • Bandeja de aceite: aquí es donde el aceite está cuando el motor no está prendido. En la mayoría de los automóviles, esta sartén contiene alrededor de 4 a 6 litros de aceite.
  • Tubo de recogida o recolección: Cuando enciendes el motor, este necesitará aceite inmediatamente. A través de este tubo, tanto el aceite como el combustible pueden ser dirigidos hacia el motor y estar listos para la acción.
  • Bomba de aceite: La bomba comienza a succionar el aceite para que este puede deslizarse a través del tubo y luego pasa a presurizarlo. En esta parte, el aceite y el combustible están mucho más cerca.
  • Válvula de alivio de presión: si el aceite y el combustible se mezclan, pueden ocurrir muchos problemas en tu motor. Gracias a esta válvula de presión, estos dos fluidos pueden permanecer separados.
  • Filtro de aceite: si bien el aceite puede pasar al motor, el filtro ayudará a mantener la suciedad y los desechos que pudo haber recogido mientras cumplía su recorrido.
  • Galería principal: Verás pequeños orificios perforados en el cigüeñal u otras partes del sistema que permiten que el aceite cubra los cojinetes y los cilindros que necesitan mantenerse lubricados.
  • Cárter: Después de hacer su trabajo para mantener las partes móviles del motor en movimiento, el aceite se deslizará hacia abajo en el cárter nuevamente. Aquí se almacenará hasta que el aceite sea succionado de nuevo hacia el tubo de recolección y esté de vuelta en el trabajo.

Te interesará: ¿Qué combustible es mejor? ¿Cuál es la diferencia? 

Tipos de sistemas de lubricación

Básicamente, hay dos tipos de sistemas de aceite en los vehículos, los cuales cuentan con un cárter húmedo o seco. La mayoría de los automóviles usan el primer sistema. Esto significa que el cárter de aceite está en la parte inferior del motor y el aceite se almacena allí. 

La ventaja de un sistema húmedo es su simplicidad. El aceite está cerca de donde se usará, no hay demasiadas piezas para diseñar o reparar, y es relativamente barato implementarlo en un automóvil.

Por otra parte, algunos autos, especialmente los de alto rendimiento, utilizan un sistema de lubricación en seco. Eso significa que el cárter no está debajo del motor; de hecho, puede ubicarse en cualquier lugar dentro del compartimiento del motor. 

Un sistema de lubricación con un cárter en seco te otorga un par de bonificaciones: primero, significa que el motor puede estar un poco más bajo, lo que podría mejorar la estabilidad de tu auto cuando manejas a velocidad. En segundo lugar, evita que el aceite extra empape el cigüeñal, lo que podría reducir la potencia. Y, dado que el cárter se puede ubicar en cualquier lugar, también puede ser de cualquier tamaño y forma.

Consejos de mantenimiento

Cómo-funciona-el-sistema-de-lubricación-de-un-motor-2

Para mantener el motor de tu auto funcionando al máximo, también es importante que el sistema de lubricación esté en perfecto estado. Tener un programa de mantenimiento para este sistema te ayudará a asegurar que los problemas de servicio se mantengan al mínimo.

Con el fin de evitar obstrucciones en el sistema, se deben seguir los procedimientos adecuados de almacenamiento de lubricante y de llenado correcto. Además, el mantenimiento requiere una limpieza regular y el reemplazo de filtros periódicamente.

Adicionalmente, se deben realizar inspecciones visuales con regularidad para detectar fugas, grietas, pinchazos y desgaste. De esta manera, podrán repararse antes de que se conviertan en problemas graves. 

La lubricación juega un papel clave en la esperanza de vida de un motor. Sin aceite, un motor sucumbiría al sobrecalentamiento y al agarrotamiento de manera muy rápida y antes de lo previsto. 

Los lubricantes ayudan a mitigar este problema y, si monitoreas y mantienes estos fluidos adecuadamente, puedes extender la vida útil de tu motor.

Si deseas más información sobre nuestros SUVs, Crossover, minivans o cualquiera de nuestros vehículos usados, nuevos y servicios de mantenimiento automotriz, comunícate con nosotros y te responderemos a la brevedad.

¿Qué te parecio este artículo?

Click para calificar

Promedio de calificación 0 / 5. Calificaciones totales 0

¡Hasta ahora no hay votos! Sea el primero en calificar esta publicación.