Si llevas un buen tiempo usando tu Jeep All New Compass y quieres probar cosas nuevas para mejorar su rendimiento, debes saber que hay una tendencia de inflar las llantas con nitrógeno. No obstante, ¿es lo adecuado? ¿En serio ayuda al rendimiento de tu vehículo? A continuación, la Automotora Guillermo Morales te presentará todo lo que debes saber sobre las llantas que son infladas con este elemento químico.

¿Por qué escoger Nitrógeno?

Según diversos estudios, inflar tus llantas con nitrógeno produce cambios que el conductor podrá notar al instante y conforme pase el tiempo, como mejoras en la conducción del vehículo, el consumo de combustible y la vida útil del neumático. Esto se logra gracias a factores como:

1.- Mejor retención de la presión de la llanta

Con el tiempo, una llanta perderá presión de forma gradual, a menudo los cambios de temperatura aceleran este proceso. La regla general contempla una pérdida de 1 psi (libra por pulgada cuadrada) por cada aumento o disminución de 10 grados de la temperatura. Según expertos, el nitrógeno tiene una presión más estable, ya que tiene moléculas más grandes comparadas al oxígeno que son menos probables de filtrarse a través de las paredes permeables de la llanta.

Te puede interesar: ¿Por qué tu auto necesita usar llantas Run Flat?

En 2006, se llevó a cabo un estudio de un año para determinar cuánto era la pérdida en las llantas infladas con nitrógeno y aire. Los resultados demostraron que el nitrógeno redujo la pérdida de presión a lo largo de tiempo de manera más eficiente comparado a la llanta inflada con aire. Cabe recalcar que el tamaño de los neumáticos es de suma importancia para obtener un mejor rendimiento.

2.- Mejor consumo de combustible

Según diversas instituciones, las llantas que no se inflan de manera apropiada pueden reducir el rendimiento de la gasolina en un 0.3 % por cada caída de 1 psi en la presión de las cuatro llantas. En consecuencia, debido a que el nitrógeno pierde presión a un ritmo más lento que el aire, es más probable que esté en la psi correcta y, por lo tanto, obtenga un mejor consumo de combustible.

Para evitar problemas relacionados a la pérdida de combustible, asegúrate de estar al día en tu programa de mantenimiento, ya que este ayuda a que tu vehículo se mantenga en óptimas condiciones.

3.- Mejor temperatura al conducir

Cuando el aire está presurizado, la humedad que contiene se condensa en un líquido y se acumula en el tanque de almacenamiento de aire que utilizas en gasolineras de tu localidad.

Cuando agregas aire comprimido a la llanta, el agua también ingresa. A medida que el neumático se calienta mientras conduces, este líquido cambia a estado gaseoso, que luego se expande, aumentando la presión de los neumáticos. Debido a que el nitrógeno es seco, no hay agua que contribuya a las fluctuaciones de presión.

Lee más sobre: ¿Con qué frecuencia debo alinear los neumáticos de mi auto nuevo?

¿Vale la pena el nitrógeno?

El aire que respiramos está compuesto por 78 % nitrógeno, 21 % oxígeno y otros elementos. Para obtener los beneficios deseados para las llantas, el nitrógeno debe ser al menos 93 % puro, según los proveedores de equipos de servicio de nitrógeno. Por lo tanto, básicamente, se trata de añadir 15 % de este elemento químico y deshacerse de tanto oxígeno como sea posible. En resumidas cuentas, es un producto que deberíamos considerar para mejorar el rendimiento de nuestro vehículo por los beneficios mencionados anteriormente.

La Automotora Guillermo Morales es una de las más importantes de Chile y tiene la mejor selección de automóviles nuevos en venta. También ofrece servicio técnico por marca, financiamiento y seguro automotriz. Si deseas más información sobre alguno de nuestros vehículos usados, nuevos o servicios, comunícate con nosotros y te responderemos a la brevedad.