Limpiar el parabrisas de tu Chrysler 300C puede ayudarte a tener una mejor visión mientras manejas. Usa un limpiador de vidrio por dentro y por fuera de tu parabrisas para lograr una mejor visibilidad.

Tener el parabrisas y las lunas limpias es mucho más que solo la apariencia de limpieza, es tener tu auto bien cuidado. Además disminuye la fatiga del conductor y mejora la visibilidad, asegurando una experiencia de manejo más segura. Limpiar las ventanas de tu Chrysler 300C puede parecer una labor sencilla pero si es mal realizada puedes terminar con un acabado desordenado que origine distracción y dificulte la visión mucho más que antes.

Si es que usas los productos y la técnica correcta, podrás tener una luna tan brillante como el cristal.

 

Cómo limpiar el vidrio por dentro

Esparce el limpiador en el paño

Si hechas el spray directamente al vidrio, solo la mitad de ello llegará a la ventana. Una porción siempre se adhiere a los componentes interiores del auto, generando mayor trabajo de limpieza. No solo desperdicias el limpiador de luna, los químicos que se encuentran en muchos productos de limpieza también pueden dañar o manchar las partes de plástico al interior de tu auto. Lo mejor es esparcir el limpiador en el paño y pasarlo por las ventanas.

Usa un paño de microfibra

La microfibra es suave al tacto pero tiene excelentes propiedades de limpieza que te ayudan a quitar la tierra mientras absorbe la fórmula. Es mucho mejor que el papel periódico que te deja residuos en las manos y en el interior del auto, y mejor que las toallas de papel que se rompen rápidamente, obligando a usar más de este producto.

Limpia en todas las direcciones

La mejor manera lograr que las lunas de tu auto estén más limpias que nunca es pasar el paño de arriba hacia abajo, luego de lado a lado. Este método deja pocas manchas que al hacerlo en círculos.

Cómo limpiar por fuera

1. Lava tu auto antes de limpiar las lunas

De esta manera, removerás la mayor cantidad de bichos y tierra antes de dejar el paño demasiado sucio. Ya sea que limpies tu carro a mano o lo lleves a un centro de lavado, hará que sea más sencilla la limpieza de las ventanas.

2. Rocía las ventanas con un limpiador de lunas

A diferencia del interior, rociar las ventanas directamente ayudarán a disolver la tierra e insectos pegados para que el trabajo de limpieza sea más sencillo. Si estás limpiando la parte frontal o el parabrisas trasero, hazlo en secciones así el limpiador de luna no se secará antes de que llegues a él.

3. Usa un paño de microfibra

Los paños de microfibra removerán los insectos y tierra de la parte exterior de tus ventanas, y dejaran un acabado perfecto. Asegúrate de usar un paño de microfibra distinto al que usaste mientras limpiabas el interior de la luna.

4. Limpia en vertical, luego en horizontal

Para prevenir rayas, limpia primero de arriba hacia abajo, luego de un lado hacia el otro, al igual que las lunas interiores. La diferencia con las ventanas del exterior es que posiblemente debas usar mayor presión para quitar la suciedad y tierra que puede estar atrapada en las lunas.

 

La automotora Guillermo Morales, ofrece los servicios de venta de autos nuevos y usados, servicio técnico por marca, financiamiento y  seguro automotriz. Si desea adquirir el  Chrysler 300C o consultar sobre alguno de nuestros servicios puede comunicarse con nosotros a través del formulario de contacto.