Muchas veces nuestro auto nos avisa que algo anda mal con él, a veces mediante sonidos extraños o poco usuales, olores, diferencias al manejar, etc. No se suele prestar atención hasta que ya es demasiado tarde y nos cuesta un ojo de la cara poder solucionar el problema en un taller. Por lo general, estos inconvenientes suceden porque no se le ha dado un debido mantenimiento al vehículo y peor aún, no se le dió el mantenimiento apropiado al corazón de nuestro auto: el motor.

Saber cómo limpiar el motor es una parte importante del mantenimiento del vehículo, y puede ahorrarte mucho dinero. Mantener todo en orden debajo del capó ayuda a prolongar la vida útil de los cinturones, las mangueras y otros componentes. Además, es más fácil detectar fugas, rasgaduras y otros daños en un motor limpio. A continuación, la motora Guillermo Morales te proporcionará los pasos adecuados para limpiar apropiadamente el motor de tu automóvil.

1. Elimina cualquier residuo

El capó, la reja y los conductos de ventilación de tu automóvil son las áreas principales donde se acumula una gran cantidad de suciedad. Usa aire comprimido para poder limpiar los conductos o limpia las áreas con un cepillo manual de alambre.

Elimina cualquier residuo

2. Obtén la temperatura correcta

A continuación, deja que el motor se caliente a una temperatura moderada, no demasiado caliente. Esto ayudará a suavizar la acumulación de grasa en el compartimiento del motor.

3. Debes saber qué cubrir cuando limpies tu motor

Las bolsas de plástico son bastante útiles cuando llega el momento de limpiar tu automóvil. Las partes que debes mantener cubiertas cuando limpies el motor son:

  • Cableado eléctrico
  • Sensores
  • Entradas de bujía
  • Alternador
  • Distribuidor

Asegura las bolsas con cinta adhesiva y para proteger tu batería, cúbrela o simplemente quítala.

4. No te olvides de la bandeja de goteo

Coloca toallas viejas debajo de la bandeja de goteo de aceite del motor para atrapar cualquier residuo peligroso y no terminar contaminándote con algún líquido que expulse el auto. Mejor prevenir que lamentar.

5. Limpia el motor

Rocía a fondo el compartimiento del motor con un limpiador que sea única y exclusivamente para este, evitando tocar el cableado que pusiste en una bolsa y pegaste con cinta adhesiva previamente. Debido a que los limpiadores de petróleo pueden dañar los componentes de caucho y vinilo, ten en cuenta usar un desengrasante cítrico o a base de agua. Para las partes que parecen extremadamente aceitosas o grasosas, deja que el limpiador remoje durante 15-30 minutos y repite si crees que es necesario.

Limpia el motor

6. Enjuaga y desenvuelve

Una vez que el limpiador del motor haya hecho su trabajo, enjuaga ligeramente el motor y los componentes con agua y retira las bolsas que usaste para proteger el cableado. Una vez que la toalla esté seca, deshazte de ella apropiadamente. Y si quitaste la batería, no olvides volver a ponerla en su lugar.

7. Eliminar el exceso de humedad

Sopla el exceso de agua en el compartimiento del motor con aire comprimido. Lo que menos se quiere es que se llene de moho y al poco tiempo termine oliendo mal y posiblemente perjudicando su rendimiento.

Además de perjudicar el rendimiento de auto, el moho produce malos olores. Lo mejor es evitar llegar a estos extremos, ya que demanda mucho tiempo ubicar el origen de mal olor, pero si ya tienes este problema, te recomendamos saber más sobre qué hacer frente a los malos olores de un vehículo.

8. Seca el interior

Por último, enciende el motor y déjalo funcionar hasta que esté caliente. El calor ayudará a secar las áreas difíciles de alcanzar.

Seca el interior

La automotora Guillermo Morales es una de las más importantes de Chile y tiene la mejor selección de automóviles usados en venta. También ofrece servicio técnico por marca, financiamiento y seguro automotriz. Si deseas más información sobre alguno de nuestros vehículos usados, nuevos, o servicios, comunícate con nosotros y te responderemos a la brevedad.