Los accidentes automovilísticos ocurren en un abrir y cerrar de ojos, y a veces es difícil recordar qué es lo que se debe hacer una vez que sucedió. Cuando tramitamos nuestro brevete y rendimos las pruebas necesarias para poder manejar, nos enseñan muchas cosas, entre ellas a cómo actuar frente a este tipo de accidentes.

Si eres una persona adulta de entre 40 a 50 años, es probable que lo que te enseñaron años atrás no sirva de mucho ahora. En la actualidad, hay una mayor cantidad de autos en las autopistas, el tráfico es peor y no hay forma de saber cómo podría responder una persona que sufre un accidente mientras maneja. Nosotros confiamos en que eres una persona preparada y que tiene los conocimientos necesarios para hacer frente a estos problemas, pero ,de todos modos, la Automotora Guillermo Morales quiere refrescarte la memoria y mantenerte preparado para que sepas qué hacer después de un accidente automovilístico.

Revisa si tienes lesiones

Antes de hacer cualquier otra cosa, asegúrate de que tu y tus pasajeros están bien. Si alguno está lesionado de gravedad y no puede moverse, no cometas el error de moverlo (a no ser que realmente necesario). Espera a que llegue ayuda profesional, ya que si la lesión es realmente grave y mueves a la persona podrías dañarlo más de lo que ya está.

Mueve tu auto si es necesario

Una vez que estés seguro de que puedes movilizar a los accidentados, haz el esfuerzo de mover tu auto para no causar más tráfico del que ya debes haber causado para ese entonces. Si el vehículo sufrió graves daños y no puedes moverlo con facilidad, coloca luces en la autopista que indiquen a los conductores que deben pasar con cuidado, ya que ha ocurrido un accidente.

Recuerda que en algunos casos la policía no te permite o sugiere no mover el auto para poder tomar nota de la gravedad del accidente y hacer los informes. A veces la posición del vehículo ayuda a reconocer quién es la víctima y quién el infractor.

Pide ayuda

Recuerda memorizar los números de ayuda o al menos tenerlos en tu celular en caso de emergencia. Llama a la policía, bomberos o incluso a tu propio seguro. Para que la ayuda llegue lo más pronto posible y sin contratiempos. Asegúrate de proporcionar información detallada, como tu ubicación exacta, indicar si estás cerca a algún establecimiento, el número de la calle, etc. Si el accidente ocurre en medio de la nada, recuerda apuntar o memorizar el último número de la carretera que hayas visto para poder recibir ayuda.

Intercambia información con el otro conductor

Antes de realizar esta acción, recuerda ser educado con el otro conductor. No sabes qué tan alterado pueda estar o si dentro de su vehículo un familiar suyo resultó gravemente herido. Hazle saber que lo que ambos deben buscar en ese momento es solucionar el problema y la mejor forma de hacerlo es intercambiando información que pueda ayudarlos cuando rindan sus manifestaciones. La Motora Guillermo Morales tiene una lista con la información más relevante que deberías pedirle al otro conductor, toma nota:

  • Nombre completo
  • Dirección
  • Número de celular
  • Nombre de su compañía de seguros
  • Número de póliza de seguro
  • Nombre de la persona asegurada y su relación con el conductor
  • Número y estado de la licencia de conducir del conductor
  • Número de matrícula y nombre de propietario del auto
  • Año del automóvil, marca, modelo y color

Resiste la tentación de disculparte por el accidente, aunque creas que podría ser tu culpa, o de mantenerlo entre ustedes dos y las otras partes. Los policía determinarán el grado de culpa que cada uno tiene en el incidente.

Apunta todo

Mientras estás en el sitio, anota la ubicación del accidente y cómo sucedió. Toma fotos del daño hecho a todos los vehículos involucrados. Pregunta a los testigos su información de contacto en caso de que los conductores no estén de acuerdo con los hechos.

Asegúrate de que se registre el accidente

Incluso si los policías pasan por alto el incidente, que a veces ocurre si no hay heridos, deja constancia de que has sido parte de un accidente automovilístico en la comisaría para evitar futuros problemas.

Notifica a tu Seguro

En lugar de confiar en la buena voluntad de los otros conductores para garantizar que se paguen los daños, presenta un reclamo al Seguro. Hacerlo puede ayudarte a proteger tus finanzas a largo plazo y arreglar tu auto de manera más rápida a corto plazo.

La Automotora Guillermo Morales es una de las más importantes de Chile y tiene la mejor selección de automóviles usados en venta. También ofrece servicio técnico por marca, financiamiento y seguro automotriz. Si deseas más información sobre alguno de nuestros vehículos usados, nuevos, o servicios, comunícate con nosotros y te responderemos a la brevedad.