Notar que los frenos de tu auto empiezan a fallar mientras conduces puede ser una experiencia impactante para cualquiera. Si bien esperas que nunca te suceda, debes prepararte para afrontar tal situación. Ya sea que manejes un auto usado o uno nuevo, familiarízate con los siguientes consejos que Mundo Guillermo Morales tiene para ti. Con ellos, podrás detenerte de la manera más segura posible.

No te asustes

Una mente tranquila y despejada será tu aliado detrás del volante, especialmente cuando las cosas comienzan a verse un poco mal. Si tus frenos fallan, lo mejor para ti es mantener la calma e intentar sacar tu auto de la carretera o la vía de manera segura.

Prueba los frenos nuevamente

prueba-frenos-nuevamente

Es probable que tu vehículo tenga un sistema de doble freno (en donde se puede controlar tus frenos delanteros y traseros de forma independiente). Si es así, ambas mitades del sistema tendrían que fallar para que tu auto pierda totalmente toda la potencia de frenado. 

No obstante, el hecho que la capacidad de frenado de tu vehículo se reduzca a la mitad puede ser suficiente para que te sientas inseguro. No te preocupes, aún tendrás haber algo de poder de frenado. Intente aplicar una presión fuerte y constante al pedal del freno para ver si puede reducir la velocidad de tu auto.

Activa cuidadosamente el freno de emergencia

Si tu sistema de frenado principal no funciona, una opción es emplear con mucho cuidado el freno de emergencia. El sistema de frenado de emergencia está separado del sistema principal de los frenos hidráulicos, y puede ayudar a detener el vehículo.

Sin embargo, es probable que detener tu auto completamente lleve más tiempo que al aplicar el pedal de freno tradicional.

Cambia a una marcha más baja

Otra forma de reducir la velocidad de tu auto es mantener el pie alejado del acelerador y reducir la marcha para que el motor pueda ayudar a reducir la velocidad. Si tiene una transmisión manual o mecánica, cambia de marcha hasta que llegues a la más baja y así puedas disminuir la velocidad a la que vas. Si tienes una transmisión automática, quitar el pie del acelerador debería hacer que tu vehículo cambie a velocidades más bajas a medida que disminuyes la velocidad.

Sin embargo, en los autos más modernos con transmisiones automáticas que permiten realizar también cambios manuales, es posible que desees usar la paleta de cambios (si está disponibles). Esta palanca de cambio está en el volante de los automóviles con esta función. Consulta el manual del propietario para obtener información sobre el uso de este tipo de transmisiones.

Sal de la vía de forma segura

Después de reducir la velocidad de tu auto, es fundamental que lo saques de la carretera para minimizar las posibilidades de un choque. Si está en una calle o en una vía más grande, primero deberás concentrarte en llevar tu auto de manera segura al carril correcto. 

No olvides usar las señales de giro y prestar atención al tráfico circundante. Cambia de carril con precaución y de manera lenta; enciende las luces de emergencia cuando llegues allí, y si es necesario, usa la bocina para alertar a otros conductores.

Llega al arcén o, idealmente, a un lugar seguro fuera de la carretera, como un estacionamiento. Luego, cambia a neutral y aplica el freno de emergencia para frenar por completo tu auto.

También te interesará: Cómo revisar el líquido de frenos

No apagues tu auto hasta que te hayas detenido

no-apagues-auto-hasta-detenerteSi bien puede parecer que apagar tu vehículo te ayudará a reducir la velocidad, es muchísimo mejor si mantienes el motor en funcionamiento hasta que hayas parado por completo. Apagar tu motor también significará que apagarás la dirección asistida, lo que hará que sea más difícil realizar giros. Esto también podría causar que el volante se bloquee en su lugar. 

Por lo tanto, es mejor si detienes tu auto primero en lugar que lo apagues.

Señal de ayuda

Es posible que necesites ayuda una vez que tu auto esté fuera de la carretera de manera segura. Si no puedes levantar capó tú solo, realiza alguna señal de ayuda para que alguien te auxilie. Mantén las luces de emergencia encendidas y si tienes triángulos reflectantes, colócalos detrás de tu vehículo para que seas más visible. 

Asegúrate de mantenerte alejado del tráfico y evita pararte al lado (o detrás) de tu auto. Utiliza tu teléfono celular para solicitar asistencia en carretera.

Visita un profesional para que realice la inspección de tus frenos

Incluso si tus frenos vuelven a funcionar de manera normal, llévalo a un profesional para que revise tu vehículo. Trata de no conducirlo hasta que sepas realmente qué ocurrió. Llama a un servicio de remolques para que lleven tu auto al concesionario o mecánico más cercano.

Ten en cuenta que también puedes prevenir que estos problemas surjan al cuidar y seguir los tiempos de mantenimiento preventivo especificados en el manual de usuario de tu auto.

Saber qué hacer si te fallan los frenos podría ayudar a prevenir lesiones y daños a tu vehículo o tu integridad.

En Guillermo Morales Usados, podrás revisar todos los vehículos en ocasión que tenemos disponibles. Si deseas más información sobre los sedans, camionetas, crossovers, o cualquier auto usado, comunícate con nosotros y te responderemos a la brevedad. ¡También ofrecemos servicios de mantenimiento automotriz!

¿Qué te parecio este artículo?

Click para calificar

Promedio de calificación 0 / 5. Calificaciones totales 0

¡Hasta ahora no hay votos! Sea el primero en calificar esta publicación.