¿Está tu auto listo para viajar contigo?

No hay mejor decisión que comprar un auto para viajar a través de muchas ciudades. Pero, para evitar terminar varado en tu próximo viaje por carretera, asegúrate de que tu auto o camioneta esté en plena forma. De esta manera, podrás solucionar cualquier problema que podría tener a tiempo. Un chequeo de tu vehículo previo a tu viaje evitará inconvenientes, posibles riesgos de seguridad y gastos no planificados.

Cualquier auto para viajes largos debe pasar por una revisión exhaustiva si se usará para una travesía de muchas horas. Por ello, en el siguiente artículo de Guillermo Morales, te mencionaremos los puntos principales que no puedes dejar durante una inspección de rutina.

Baterías muertas

Está-tu-auto-listo-para-viajar-contigo-1

Los problemas más comunes que muchos conductores deben enfrentar están relacionados con la batería del auto. Esto incluye contratiempos relacionados con los sistemas eléctricos, como arrancadores y alternadores. Si te ocurre esto a mitad de un viaje, podrías necesitar que remolquen tu vehículo.

La mayoría de las baterías no te advertirán si están a punto de desgastarse o dejar de funcionar, por lo que inspeccionarlas y probarlas antes de salir a la carretera es tu mejor opción. Puedes visitar a tu servicio de mecánico preferido para revisar tus baterías y tu sistema eléctrico y ver si están en buenas condiciones o requieren un cambio.

Problemas del motor

Los problemas del motor, particularmente las fallas del sistema de enfriamiento, son los responsables de muchas averías en los autos. Los componentes de enfriamiento de tu vehículo, como el radiador, el termostato, la bomba de agua y la correa de distribución también pueden fallar sin previo aviso. 

Para asegurarte de que el motor de tu carro esté funcionando correctamente, verifica debajo del chasis después de estacionar tu unidad. Si ves que se acumula líquido en el suelo o sientes un aroma dulce o a quemado, entonces quizás tengas una fuga del líquido de refrigerante o de la transmisión.

Definitivamente debes reparar una fuga antes de que el sistema de enfriamiento se descomponga por completo.

Te interesará: ¿Qué significa 4WD en un carro y cuáles son sus ventajas? 

Daños en los neumáticos

Está-tu-auto-listo-para-viajar-contigo-2

Finalmente, nadie quiere que se rompan los neumáticos mientras conduce en sus vacaciones. Pero el daño en los neumáticos es la tercera razón más común del por qué muchos autos son remolcados en una grúa o se quedan varados.

Para evitar terminar con un pinchazo, o peor, debes adquirir el hábito de revisar tus neumáticos con regularidad y no solo antes de un viaje por carretera. Puede detectar la mayoría de los problemas en las llantas antes de inclusive encender tu auto.

Busca signos de cortes, abrasiones y protuberancias en tus neumáticos, y aprende a verificar la profundidad y la presión de la banda de rodadura. Los neumáticos desinflados reducen el ahorro de combustible del vehículo y el desgaste desigual indica la necesidad de alinear las ruedas. 

Finalmente, asegúrate de tener un repuesto en la maletera y las herramientas necesarias para reemplazarla. Practica cómo se cambia un neumático para que puedas estar preparado en caso te encuentres en esta circunstancia. No puedes evitar todos los pinchazos o reventones accidentales, pero el mantenimiento básico de los neumáticos puede ayudarlo a reducir la posibilidad de que ocurran.

Recomendaciones

Si quieres que tu auto esté listo para viajar, sigue también estas recomendaciones:

  • Revisa los filtros y fluidos, incluidos el aceite del motor, anticongelante/refrigerante, limpiaparabrisas y dirección asistida, líquido de frenos y transmisión. 
  • Verifica que los filtros de aire no estén sucios, ya que estos pueden desperdiciar gas y hacer que el motor pierda potencia.
  • Revisa las mangueras y correas y reemplázalas si están rajadas, quebradizas, flojas o muestran signos de desgaste excesivo. Estas son críticos para el correcto funcionamiento del sistema eléctrico, aire acondicionado, dirección asistida y el sistema de enfriamiento.
  • Chequea el sistema de frenos y asegúrate de que la conexión de la batería esté limpia, apretada y libre de corrosión.
  • Verifica el motor para garantizar de que ofrecerá el mejor equilibrio de potencia y economía de combustible y producirá el nivel más bajo de emisiones.
  • Comprueba que la tapa de la gasolina no esté dañada, suelta o ausente para evitar que el combustible se derrame o se evapore.

Ahora que ya sabes qué debes revisar en tu auto o lo importante que es llevarlo a un mantenimiento preventivo regular antes de un viaje, puedes estar tranquilo y disfrutar al máximo de tu viaje.

Si deseas más información sobre nuestros SUVs, Crossover, minivans o cualquiera de nuestros vehículos usados, nuevos y servicios de mantenimiento automotriz, comunícate con nosotros y te responderemos a la brevedad.

¿Qué te parecio este artículo?

Click para calificar

Promedio de calificación 0 / 5. Calificaciones totales 0

¡Hasta ahora no hay votos! Sea el primero en calificar esta publicación.