Incluso si no sabes nada sobre autos, el motor es probablemente una de las partes que puedes nombrar. Aunque, la mayoría del tiempo no nos tomamos mucho tiempo en pensar en esta parte fundamental. Ingresamos a nuestro auto, colocamos la llave y nos dirigimos al lugar de destino.

 Sin embargo, cuando recién notamos el motor es en el momento que escuchamos ruidos a los que no estamos acostumbrados o en el instante que se siente un poco diferente a lo normal.

Si tienes un Hyundai Creta es importante revisar el motor y realizar el mantenimiento regular para mantenerlos en un buen estado. Para ayudarte con un cuidado adecuado y evitar serios problemas, Guillermo Morales ha preparado una lista de consejos con los que puedes protegerlo.

Sigue los tips que te sugerimos y tu motor funcionará mejor, durará más y evitarás gastar dinero de manera innecesaria.

 

Cambia el aceite de manera regular

Cambiar de manera regular el aceite es una de las cosas más importantes que puedes hacer por tu motor. El aceite mantiene las partes vitales de este bien lubricadas para que así no se sobre calienten. Tu motor no puede funcionar sin este elemento.

Las sugerencias con respecto a cuándo debes cambiar el aceite variarán, pero el estándar más reciente para autos modernos es cambiarlos cada 8,047 kilómetros. Algunos motores pueden trabajar más mientras los más antiguos lo necesitarán antes de eso.

No podemos mencionar el cambio de aceite sin hablar de la necesidad de reemplazar el filtro de este al mismo tiempo. El filtro de aceite captura la tierra y otros desechos que flotan alrededor, dentro del motor y evita que la basura circule de regreso a este. Con un nuevo filtro y aceite, tu motor correrá suavemente y, lo más importante, mantendrá sus partes internas frescas y bien lubricadas.

 

No manejes con el tanque vacío

El ahorro de combustible es una característica genial que todo vehículo debe tener, pero eso no significa que debes esperar a que el tanque de gas de tu Hyundai Creta se acabe por completo antes de volver a abastecerte. Al secar el tanque de combustible, permites que la sedimentación del gas anterior haga su camino a través del filtro del combustible hacia  el sistema central.

 Llénalo de manera regular para proteger el motor de tu vehículo.

 

Revisa  las fugas

No tienes que ser un mecánico para localizar una fuga. De hecho, no necesitas verla, solo olerla. El aceite y el anticongelante son dos de los fluidos principales de los que quieres asegurarte que no presenten fugas dentro de tu motor. El calor intenso y la presión eventualmente causarán que las mangueras del motor fallen.

Es una buena idea revisar debajo del capó para observar u oler cualquier fuga en el motor de tu Hyundai Creta. Cuando estacionas tu auto, ocasionalmente, observa debajo de este en búsqueda de una señal de que algo no está bien. Si logras encontrar una fuga antes que se convierta en un problema mayor te ahorrarás un gran dolor de cabeza.    

 

Presta atención a las luces de advertencia

La luz de advertencia del motor está ahí por una buena razón, por lo que sería ideal que le prestes atención. Si notas que se enciende, es momento de una visitar a un especialista en reparación de motores.

Aunque no todas las luces de advertencia indican algo malo, siempre debes esperar lo mejor pero prepararte para lo peor acercándote a un mecánico tan pronto como puedas. Lo ideal es descubrir que tienes un pequeño problema con el que debes lidiar pronto antes que enterarte demasiado tarde de uno más grande y complejo.

 

La automotora Guillermo Morales, ofrece los servicios de venta de autos nuevos y usados, servicio técnico por marca, financiamiento y  seguro automotriz. Si desea adquirir el Hyundai Creta o consultar sobre alguno de nuestros servicios puede comunicarse con nosotros a través del formulario de contacto.